7

Estados Unidos: devastadores incendios en California

El estado de emergencia fue declarado al norte de California, donde los incendios asolan, obligando a miles de personas a huir de las llamas y movilizando a 5.000 bomberos. "El gobernador Jerry Brown declaró el estado de emergencia para los condados de Lake y Napa" incluyendo Sonoma, regiones vinícolas al norte de San Francisco, a causa de un incendio, bautizado "Incendio del Valle", según un comunicado de la Oficina del Gobernador.

Otro gran incendio asola al oeste de San Francisco, dice sobre Butte, cerca de la ciudad de San Andreas. Estos incendios "quemaron miles de hectáreas de terreno y causaron la evacuación de los residentes, destruyendo también carreteras y otras infraestructuras" cruciales, añade el comunicado del gobernador, recibido el domingo. Al menos 86 casas y 51 edificios han sido destruidos y unas 6.400 viviendas están todavía amenazadas, según Daniel Berlant, portavoz de Calfire, la agencia de información sobre los incendios en California.

La calidad del aire deteriorada

La calidad del aire en California "se ha deteriorado significativamente" a causa del "Incendio del Valle" deplora también la declaración del gobernador. Cuatro bomberos resultaron heridos este fin de semana en California con quemaduras de segundo grado y se encuentran en condición estable en el hospital. Siete bomberos perdieron la vida en los Estados Unidos desde el comienzo del año. Declarar el estado de emergencia permitirá movilizar más recursos para retirar los escombros y obtener la sustitución gratuita de los documentos administrativos fundamentales tales como certificados de nacimiento o de defunción, entre otros.

Septiembre es a menudo el mes más devastador para los incendios en California, cuando el termómetro alcanza su punto máximo. Este estado del oeste estadounidense se asfixia desde hace varios días bajo temperaturas abrasadoras. La situación se ve agravada por una sequía sin precedentes que se ha mantenido desde hace cuatro años y acelera la propagación de los incendios. Desde principios de año, "varios cientos" de edificios han sido destruidos en California y más de 242.000 hectáreas de terreno se convirtieron en humo, según Daniel Berlant. La Cruz Roja abrió refugios urgentes para las personas que habían perdido su domicilio, precisó el portavoz.

Más de 36.000 km2 incendiados desde el comienzo del año

Ocho grandes incendios hacen estragos actualmente en California, tres en Oregon, diez en el estado de Washington, que está experimentando su peor año de la historia en términos de incendios. Cerca de 70 bomberos de Australia y Nueva Zelanda también prestan una mano para ayudar en el oeste estadounidense. Más de 36.000 km2 se han quemado en los EE.UU. desde principios de año, más que la superficie de toda la región francesa de Provenza-Alpes-Costa Azul. En total, cerca de 30.000 bomberos fueron movilizados en el país en los últimos meses.

En total, en los Estados Unidos, 33 grandes incendios arden actualmente, particularmente en Idaho, Montana, Wyoming y Utah, en lo que es probable que se mantenga en la historia como uno de los peores años registrados para Estados Unidos en términos de superficies quemadas y de gastos para contener los incendios. Ya 1,31 mil millones de dólares han sido gastados desde principios de enero por el Estado federal para luchar contra los incendios, sin incluir los fondos comprometidos por las agencias locales, según Jennifer Jones, portavoz de los servicios forestales federales. Un importe que se acerca peligrosamente al récord histórico de 1,65 mil millones registrado en 2006. El ministro de Agricultura Tom Vilsack, lamentó recientemente una temporada de incendios "trágica".

Fuente: 20minutes.fr

Imagen: unomasuno.com.mx