2

La hipnosis ayuda a reducir la utilización de analgésicos y sedantes

Lejos de la imagen a menudo fantasiosa transmitida en el público en general, la hipnosis suscita cada vez más interés en los pacientes y los profesionales de la salud, hasta el punto de hacer su aparición en la maternidad, hospitales, en servicio de anestesia, para tratar dolores crónicos y depresiones.

¿Eficaz o inútil?. Los investigadores del Instituto nacional de la salud y de la investigación médica (Inserm, por sus siglas en francés) evaluaron la eficacia de esta práctica y presentaron sus conclusiones en un informe presentado a la Dirección general de la salud, y hecho público el martes, 8 de septiembre.

Editado bajo la dirección del profesor Bruno Falissard, psiquiatra y director de la Unidad de Salud Mental y Salud Pública del INSERM, el documento establece que la hipnosis tiene un gran interés terapéutico durante la anestesia en casos tan variados como la extracción de muelas o la biopsia mamaria.

"Ampliar los recursos internos del paciente"

Derivada de la palabra griega "hypnos" (sueño), la hipnosis se refiere en cambio, a un estado de conciencia modificado, distinto del estado de vigilia o del sueño – como cuando se evade, cuando se hace un trayecto y no se acuerda de eso. La utilización del estado hipnótico es muy antigua, se ha desarrollado en el campo médico desde el siglo XVIII, y es utilizada con diferentes finalidades: analgésica, sedativa, psicoterapéutica, etc.

Como indica la palabra, la práctica de la hipnosis induce al paciente a un estado de conciencia particular, "que puede ser utilizado para ampliar los recursos internos del paciente en su lucha contra la ansiedad y el dolor, y hacer desaparecer los síntomas", describe el informe.

Los investigadores se basaron en cincuenta y dos ensayos clínicos controlados que comprendían más de cien pacientes. Concretamente, "los estudios muestran que la hipnosis permite reducir el consumo de medicamentos analgésicos y sedantes" durante intervenciones de cirugía, destaca la doctora Juliette Gueguen (del Inserm), coautora de este informe de más de doscientas páginas. La utilización de la hipnosis en anestesia reduce también la duración de las hospitalizaciones, explica el doctor Marc Galy, el anestesista del hospital Saint-Joseph en París.

Si el informe de Inserm muestra también el beneficio de la hipnosis en cuanto a la irritabilidad del colon, apunta sin embargo que los datos actuales son "insuficientes, e incluso decepcionantes" en lo referente al abandono del tabaco, y la reducción del recurso de la epidural durante el parto.

Los autores del informe insisten en la dificultad de medir el efecto de la hipnosis en la práctica clínica, como se haría para un medicamento. "Los estudios para evaluar el efecto clínico de la hipnosis obligan a replantear las normas metodológicas convencionales. La evolución es también cualitativa y se basa en la medida del bienestar del paciente", señala el profesor Falissard, que hace un llamado a realizar más de estudios sobre el tema.

Fuente: lemonde.fr

Imagen: hipnosisprofesional365.wordpress.com