viktor-bondarev

Radares confirman emboscada de Turquía contra avión ruso

El jefe de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, coronel general Víktor Bondarev, denunció ante los distintos medios de comunicación, que el cazabombardero Su-24  derribado en Siria, fue víctima de una emboscada por parte de los aviones F-16 turcos, acción que fundamentó con datos aportados por radares sirios.

Según los resultados, Bondarev aseguró que los dos F-16 estuvieron en esa zona aérea desde las 09:11 hasta las 10:26, una hora y 15 minutos, a una altura de dos mil 400 metros. Confirmando esto que el golpe fue planeado de antemano, "una emboscada desde el espacio aéreo de Turquía", opinó el oficial superior.

Explicó que un F-16 necesita unos 45 minutos para llegar hasta el escenario del crimen desde el aeropuerto militar turco más cercano. Para un avión que se encuentre de guardia en ese aeródromo, comentó, resulta imposible interceptar un Su-24, porque necesitaría 12 minutos más que el requerido.

El F-16 decidió derribar el avión ruso que cumplía misiones antiterroristas, un minuto y 40 segundos antes de que alcanzara el máximo acercamiento a la frontera de Siria con Turquía.

El militar agradeció a todos los participantes en la misión de rescate del piloto y elogió sus acciones coordinadas. Al tiempo deploró la brusca violación de las leyes internacionales por parte de Turquía y exigió que se incluya en la lista internacional de organizaciones terroristas al grupo que disparó en el aire contra el militar eyectado del Su-24.

Fuente: Aporrea Prensa Latina (PL).

Imagen: Prensa Latina (PL).