descarga (6)

Valls intenta tranquilizar a los turistas

Diez días después de los atentados en los que murieron 130 personas, Valls dijo: "Nuestro primer mensaje es para tranquilizar a los turistas que visitan Francia", después de una reunión con los representantes de hoteles, restaurantes, transporte y operadores turísticos. Hizo hincapié en que las medidas de seguridad, en particular en los últimos días" fueron fortalecidas". El ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, y el Secretario de Estado de Turismo, Matthias Fekl, también asistieron a la reunión en el Quai d'Orsay.

Manuel Valls reconoció que el "paso de mensajes es un medio responsable, pero alarmista" y "se necesita una mayor claridad." "Hay que decir la verdad, no existe el riesgo cero", añadió Matthias Fekl a la AFP, señalando que "es demasiado pronto para dar un diagnóstico" sobre el impacto económico en el turismo.

 Francia "sigue siendo el primer destino turístico del mundo y mantiene sus valores en las casas", insistió, diciendo que Francia sigue siendo "el país más bello del mundo".

Tiendas en bajos niveles

Pero el sector hotelero no es el único afectado. Casi nueve de cada diez comerciantes parisinos han visto una disminución en la asistencia de sus tiendas, según un estudio publicado el lunes por la CCI de París Ile-de-France. El Observatorio Económico de la Cámara de Comercio (CROCIS) entrevistó a un centenar de comerciantes y asociaciones de comerciantes en París el jueves 19 de noviembre. En ese momento, eran el 88% los que habían visto caer sus ventas desde los ataques, incluso en las zonas turísticas (Rivoli, Marais, Saint-Germain, Campos Elíseos...) siendo las más afectadas por el fenómeno.

Casi tres cuartas partes de los profesionales también informaron haber registrado una disminución en sus ventas en comparación con el mismo periodo de 2014. En las tiendas de alimentación, restaurantes y cafés se reflejan las caídas más importantes, según los expertos CROCIS.

Tiempos de cambio

"Las tiendas de alimentos se han beneficiado de los supermercados más bajos de asistencia", indica el CCI, y añadió que "algunos supermercados han visto por lo tanto su salto de ventas en un 20%." 63% de las empresas dicen que también han cambiado sus horarios o han cerrado en los días siguientes a los ataques, y han intensificado las medidas de seguridad en torno a su punto de venta. En contraste, sólo el 10% tuvo que cancelar o planificar sus operaciones comerciales (promociones).

"Noviembre es siempre un mes difícil para el comercio" y el mes de noviembre 2015 "va a ser malo", dadas las circunstancias, concluye el CCI. Para diciembre hay que "esperar y prevalecer", muchos comerciantes se basan en las operaciones comerciales antes de Navidad para "traer de vuelta el número de clientes". Pero el miedo sigue siendo el mismo: ver a los consumidores realizar compras a través de Internet en lugar de las tiendas, dice el CCI.

 

Fuente: bfmtv.com

Imagen: fronteras.org