descarga (8)

El norte está predestinado a dominar el sur económicamente

De acuerdo a un estudio desarrollado por la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER por sus siglas en inglés), los países ubicados en el hemisferio norte están predestinados a la riqueza, mientras que los del sur seguirán en la pobreza.

Los expertos creen que la relación entre la situación geográfica y el desarrollo económico es evidente, porque las regiones más ricas del mundo son Estados Unidos, Europa, Australia, Japón, Corea del Sur y los países ricos en petróleo de Oriente Medio; mientras que las naciones más pobres se encuentran en el África subsahariana, el sur de Asia y América Latina. Al mismo tiempo, las diferencias económicas son en abismales traídas a comparación.

Es importante resaltar que según esta investigación, los cuatro factores que impulsan la riqueza de un Estado son: que tenga salida al mar, que posea recursos naturales (petróleo, gas, carbón…), que disponga de condiciones favorables para la agricultura y que su clima sea templado o frío. Cuantos más factores de los mencionados coincidan en un estado, más rico será. Por ejemplo, de los 48 países del mundo con escasos recursos energéticos, 28 se consideran pobres.

Los países de África subsahariana poco coinciden con estos parámetros económicos. Y de los 99 países ricos en energía, solo un 6,1% están poco desarrollados. Los analistas calcularon también el momento en que cruzaron los distintos países el umbral del PIB de 2.000 dólares por persona. Pues bien, las naciones con tiempo frío y seco superaron esta cantidad 27 años antes que los países cuyo clima es cálido y húmedo. Rusia resultó ser una excepción a la regla, pues reúne todos los factores destacados por los investigadores para poder considerarse un país rico, y sin embargo no lo es.

Sin embargo, existen paralelamente otros estudios sobre riqueza y pobreza que hacen mención a circunstancias como el colonialismo, desplegado por las naciones septentrionales en las regiones cálidas del globo, que colateralmente ha sumido a estos países en la pobreza ya que el dominio colonial lleva consigo menos ocasiones de desarrollo para los países colonizados y una mayor dependencia del exterior. Lo cierto es que el norte domina al sur. Dentro de Europa, Finlandia, Noruega o Suecia son más ricos que Grecia, España o Portugal.

Esta patrón parece repetirse de igual forma dentro de los territorios nacionales, por ejemplo: En Italia las regiones más opulentas e industrializadas están arriba del mapa (Véneto, Toscana y Lombardía), mientras que Sicilia y Basilicata son zonas atrasadas. En España también hay distancia, por ejemplo,  entre el País Vasco y Extremadura.

Por último, el mismo patrón puede comprobarse dentro de una ciudad, puesto que generalmente los barrios más opulentos suelen estar en el norte de la misma.

Fuente: www.muyinteresante.es

Imagen: vicentecamarasa.wordpress.com