descarga (1)

La privación de la nacionalidad desestabiliza a la derecha

Con la decisión de incluir la privación de la ciudadanía a personas con doble nacionalidad en la Constitución, Francois Hollande enfureció a sus opositores.

Algunos ya han anunciado que votarán por el texto siempre y cuando puedan modificarlo, pero otros partidos prefieren mantener  silencio.

Devedjian contra una "medida ineficaz"

Jean-Frédéric Poisson denunció esta medida como ineficaz en nombre de la seguridad.

Patrick Devedjian ve esto como una medida totalmente ineficaz en la lucha contra el terrorismo. También dice que esta medida va "en contra de la declaración de los derechos humanos" y que "corresponde al discurso del Frente Nacional".

Justo después del discurso de François Hollande ante el Congreso el 16 de noviembre, Christian Jacob declaró que aún no sabía si iba a votar a favor o en contra, aunque dijo que estaba "de acuerdo en principio".

"A principios de este año vamos a hacer un balance con nuestros dos grupos de trabajo en la Asamblea y en el Senado para ver cómo cambia el debate (...) Se trata de decidir si votamos o no".

El presidente de Pays-de-Loire, Bruno Retailleau, advirtió que no votaría con los ojos cerrados. Eric Ciotti gritó su negativa ante el proyecto, pero dijo que todavía hay muchas otras cuestiones que merecen discusión ya que es demasiado pronto para decir si va a votar.

Frente a una derecha dividida el centro podría hacer la diferencia. Jean-Christophe Lagarde dijo que apoyaría el proyecto ejecutivo con la condición de que la pena de indignidad nacional también se incluya en la Constitución, pero aún queda por ver si Manuel Valls está dispuesto a conceder esa petición. Mientras tanto, el centro es quien podría desviar la atención en los próximos días.

 

Fuente: bfmtv.com

Imagen: francetvinfo.fr