descarga (5)

Político nazi que creía en la pureza genética sufría de deformidades

El  famoso político nazi Josef Goebbels (1897- 1945) fue un ejemplo claro de las ironías históricas. Su posición ideológica le describía como un ferviente creyente en la pureza genética, la cual enriquecía el ideal de Hitler en torno a la "raza aria". Sin embargo, el dirigente en cuestión presentaba, irónicamente, notorias deformidades.

Goebbels tenía los pies deformes y su brazo izquierdo era 8 centímetros más largo que el derecho. Los alemanes dijeron que estos defectos no eran de nacimiento, sino que surgieron a raíz de una enfermedad que padeció de pequeño.

Fuente: http://www.muyhistoria.es

Imagen: http://www.guerratotal.com