descarga (3)

Alto costo del bombillo ahorrador aumenta el uso del incandescente

El elevado costo de los bombillos ahorradores está causando que los usuarios del servicio eléctrico opten por la adquisición de bombillos incandescentes para la iluminación de sus hogares. Dicha situación perjudica las medidas orientadas por la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) para bajar el consumo de energía en vista de la sequía que ha afectado los niveles de generación de energía eléctrica en las represas.

Desde el 2014 el precio de  los bombillos eficientes más demandados  por los consumidores residenciales se ha disparado a tal punto  que el costo de cuatro bombillos puede acercarse a un salario mínimo.

A pesar de que el Estado generó un programa de sustitución de bombillos incandescentes a partir del 2010 en un convenio de cooperación con Cuba, el mismo ha desacelerado su cobertura en la actualidad. Una fuente señaló que "el programa no tuvo la continuidad requerida, por lo que los usuarios sustituyeron con incandescentes los bombillos ahorradores fundidos, lo cual anuló el efecto del consumo eficiente de energía".

Sin embargo,  algunos voceros del sector eléctrico aseguran que la demanda que representa el uso de los bombillos eficientes no es tan grande como la de algunos electrodomésticos y equipos electrónicos. Sostienen que en distintos estados la estructura de consumo varía, como por ejemplo en Caracas, donde la mayor demanda corresponde al uso de la nevera (34 %), seguida por la iluminación (15 %); Zulia por su parte, demanda un  76 %  de energía requerida para el funcionamiento del aire acondicionado y la iluminación representa apenas un 6 %. Por otra parte, señalan que los bombillos ahorradores a su vez son más contaminantes para el ambiente al momento de ser desechados, en vista de que uno de sus componentes es el mercurio.

Fuente: El Nacional

Imagen: William Dumont