Jose-Manuel-Olivares

Presidente de la Subcomisión de Salud muestra cementerio de hospitales en el Vigia

En cemento, cabillas y un pozo sin fondo de inversión, fue en lo que quedó el proyecto del Hospital tipo IV de El Vigía, en Mérida. La zona se ha convertido en un cementerio de hospitales. Son dos las estructuras paralizadas en la misma área que aún hoy no tienen respuesta.

En 2007 Hugo Chávez prometió la construcción de seis hospitales en el país, con la intención de transformar el sistema de salud. Fueron 872 millones de bolívares los asignados, de los cuales, 74  estaban destinados a El Vigía, y hasta el día de hoy, el mismo cartel sigue anunciando la obra.

"Esta es la evidencia de la corrupción en salud; de un pequeño grupito que se robó la plata para este sector", dijo el  presidente de la Subcomisión de Salud, José Manuel Olivares, que junto al alcalde Juan Peña, atendiendo un llamado del diputado Alexis Paparoni, recorrió las inconclusas instalaciones de un proyecto que hoy nadie recuerda.

"Los venezolanos que hoy deberían estar acá siendo atendidos", señaló Olivares, "están en una lista de espera o tratando de recuperarse en el Hospital tipo II de El Vigía", que además colapsa por la falta de capacidad.

El segundo hospital que  empezó a construirse en 2011 aún puede verse en las inmediaciones de la zona industrial hacia la salida de El Vigía.  Solo se mantiene el nombre.

"Para la continuación de esta red de macro hospitales tipo IV de Barrio Adentro, Chávez aprobó dos mil 800 millones de bolívares, de los cuales, una buena parte iba a esta obra", puntualizó Olivares. "Hoy no hay nada más que un elefante rojo a pocos minutos de otro por el que nadie responde".

Hay que recordar que en el 2015 el exministro Henry Ventura admitió que la obra estaba paralizada y que esta sería retomada a través del convenio China-Venezuela; sin embargo, no dio una fecha clara. La actual ministra no se ha pronunciado al respecto, mientras los pacientes continúan siendo remitidos a Mérida o, sencillamente, se resignan.

Fuente: http://www.lapatilla.com/site/

Imagen: http://www.elpitazo.com