GRA255. BARCELONA, 16/03/2014.- El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Messi se lleva el balón tras marcar tres goles al Osasuna y convertirse en el máximo goleador de la historia del equipo, al término del partido de la vigésima octava jornada de liga de Primera División disputado esta tarde en el Camp Nou. Messi sigue pulverizando récords y, tras el triplete anotado hoy ante el Osasuna (7-0), se ha convertido en el máximo goleador de la historia del Barcelona -con 371 goles entre partidos oficiales y amistosos- al superar a Paulino Alcántara. EFE/Toni Albir

La luz de Messi continúa apagada

El argentino Lionel Messi sigue con la luz apagada y el Barcelona, que dijo adiós a la Champions League con una derrota 2-0 ante el Atlético de Madrid en el estadio "Vicente Calderón", empieza a notarlo.

El cinco veces Balón de Oro lleva un mes desconectado, y el equipo azulgrana, que parecía imparable a comienzos de marzo, no solo ha quedado eliminado de la Champions ante el Atlético de Madrid, sino que dilapidó ocho puntos en una Liga española que parecía un sencillo trámite para ellos.

El argentino no marca con el Barcelona desde hace cinco partidos (Villarreal, Real Madrid, Real Sociedad y los dos duelos contra el Atlético de Madrid), algo que no le sucedía desde 2009. El atacante de 28 años volvió a ser en el "Vicente Calderón" un jugador sin chispa, lejos de la acción, ausente en muchas fases del partido. Arrinconado y estático en la banda derecha, se lanzó rara vez en busca de la diagonal con la que suele romper defensas.

Tras la eliminación europea ante el Atlético de Madrid, el DT del Barcelona, Luis Enrique, rechazó cargar responsabilidades en la figura de Messi. "Es injusto individualizar en la derrota, igual que lo es en la victoria. Perdemos y ganamos todos. Yo he visto una actitud inmejorable y estoy orgullosísimo de mis jugadores".

Fuente: http://www.eluniversal.com/

Imagen: http://www.diarioregistrado.com