4

Manuel Valls: la autoridad como única estrategia

Manuel Valls tiene como objetivo no recorrer el mismo camino que recorrió el Primer Ministro de Sarkozy y sucumbir ante las elecciones presidenciales del 2017. Sin embargo, Valls ha tenido dificultades desde hace ya dos años, en primer lugar porque se ha venido en picada en las encuestas; en segundo lugar porque cada vez es más criticado en el mismo seno del gobierno por sus métodos de trabajo y en tercer lugar, sigue siendo minoría en el Partido Socialista. Por lo tanto con el fin de prepararse para el escenario después de las elecciones presidenciales del 2017, Valls decidió regresar a un terreno más seguro.

Debido a que no ha podido tener éxito en imponer su visión social-liberal de la economía en el Partido Socialista y tampoco ha podido convencer al Medef con su discurso probussines, lo que le queda es regresar al terreno donde aún tiene aceptación y es este el de los valores y la autoridad Republicana que el público ama. Prueba de esta estrategia es su cambio discursivo de “amo los negocios y las empresas” a “no me agradan los salafistas”. Valls ha estado emitiendo opiniones sobre lo prohibición del velo islámico en las universidades y una vez más poniendo en duda la capacidad de adaptación de la población musulmana en la democracia y cultura francesa.

Fuente: http://www.lemonde.fr/

Imagen: caraotadigital.net