En esta fotografía tomada el jueves 5 de mayo de 2016, los niños paquistaníes Abdul Rasheed, de 9 años, al frente, y Shoaib Ahmed, de 13 años, están exhaustos en la cama de un hospital en Islamabad, Paquistán. Los chicos son activos como cualquier otro niño durante el día. Pero una vez el sol se pone, los dos entran en un estado vegetativo _ incapaces de moverse o hablar. Javed Akram, profesor de medicina en el Instituto de Ciencias Médicas de Pakistán, dijo a The Associated Press el jueves que desconoce qué está causando estos síntomas. (Foto AP/B.K. Bangash)

El curioso caso de los "Niños Solares"

El caso de dos hermanos paquistaníes conocidos como los "niños solares", que durante el día llevan una vida normal, pero quedan paralizados cuando el sol se oculta, propone un reto de investigación a los médicos del país asiático, que observan este extraño fenómeno.

Shoaib Ahmed y Abdul Rasheed, de 9 y 13 años respectivamente, juegan al críquet, corren y llevan una vida normal durante el día; pero sufren desde su nacimiento una extraña enfermedad que les paraliza cuando llega la noche, lo que les impide comer, beber o ir al baño.

"Es de nacimiento. Cuando el sol desaparece se quedan paralizados. Espero que mis hijos puedan andar por la noche pronto", dijo Mohamed Hashim, padre de los pequeños. En la población donde habitan, Mian Kundi, los vecinos comenzaron a llamar a los pequeños los "niños solares".

Hashim tiene seis hijos: Shoaib, Abdul y un tercero de un año de edad, quienes están afectados por el extraño mal; un cuarto varón que no sufre la enfermedad y dos niñas que se encuentran bien.

Los indicios de investigaciones realizadas por los médicos del gubernamental Instituto de Ciencias Médicas de Pakistán, apuntan de momento a una enfermedad genética, que se da en varones, y que podría deberse a que el padre y la madre son primos, una práctica habitual en Pakistán.

El doctor estimó que se trata de una nueva enfermedad, desconocida hasta ahora, y que pronto descubrirán sus causas así como su tratamiento.

Fuente: http://www.el-nacional.com/

Imagen: http://buenavida.pr