3

Ser o no ser sigue siendo la cuestión

Hamlet involución, es el montaje que dirige Jesús Carreño y para el que quiso hacer algo más experimental. "Yo soy egresado de la Compañía Nacional de Teatro y mi maestra fue Diana Peñalver. No había aplicado muchas de las cosas que aprendí en dirección, así que quise enfocarme en eso y buscar otras imágenes, llevar a otros lados el trabajo de investigación", dice Carreño

En Hamlet involución, el espacio está vacío y oscuro. Solo un barril, sobre el que los personajes se montan y golpean, es la escenografía. El resto del drama es el cuerpo, que los actores cubren con telas negras y antifaces. Esta vez, Hamlet está más viejo y desgastado, y Ofelia ha perdido la cuenta de las veces que se ha intentado suicidar y no puede.

Expresa el director: "Queremos hablar de la involución de la sociedad, en la que ya nada importa; no tenemos asco, nada nos asombra. Agredimos al otro, vivimos en miseria; es una civilización cada vez más destruida, reprimida, oscura. Es como si pasáramos de ser humano a ser monos otra vez". Porque ser o no ser sigue siendo la cuestión.

Fuente: http://www.el-nacional.com/

Imagen: Archivo.