Firma-del-Decreto-de-Guerra-a-Muerte-Trujillo.

15 de Junio: Proclama de Guerra a Muerte

Tal día como hoy, en 1813, el Libertador dicta, en horas de la madrugada, la famosa Proclama de Guerra a Muerte. Es un documento terrible, calificado por algunos como de extrema crueldad y por otros como de una necesidad, ya que parecía ser el único medio de hacer interesar a los americanos en su propia causa y de aterrar a los españoles.

No obstante, para los que han creído que esta proclama de Bolívar en Trujillo era totalmente innecesaria y contraria a la moral, baste con recordarles todos los crímenes, excesos, violaciones y torturas por parte de los realistas en esos días en que veían acercarse el fin de su dominación en tierras americanas.

La proclama terminaba así:

¡Españoles y Canarios! Contad con la muerte aun siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de América. ¡Americanos! Contad con la vida aun cuando seáis culpables.

Una proclama bastante radical; sin embargo, Bolívar no la cumplió siempre al pie de la letra. En muchos casos fue con los propios españoles, y posteriores proclamas suyas así lo confirman.

Pero en 1813, Bolívar, secundado por José Félix Ribas, Rafael Urdaneta, Atanasio Girardot y otros patriotas venezolanos y granadinos, derrotó a los realistas en Niquitao, Los Horcones y Los Pegones, y ocupó gran parte del territorio de las provincias de Barinas, Mérida, Trujillo y Caracas. Monteverde se refugió en Puerto Cabello y Bolívar ocupó Caracas el 7 de agosto de 1813. A raíz de la ocupación de Caracas, restablecida la República, asumió entonces la dictadura.

Imagen: http://www.iconosdevenezuela.com